¿Existe realmente una mala postura? Somos concientes de ella cada vez que nos sentamos a comer, usar la PC, el celular, caminar o mirar una película.




Mantener una postura saludable durante las actividades diarias, no sólo ayuda a prevenir dolores de cuello, espalda, cintura, sino también a evitar que esos problemas se intensifiquen con el tiempo. ¿Cuál es la postura correcta?

Cualquier postura es mala si la mantenemos fija durante un tiempo prolongado. Debemos procurar tener conciencia de la pose en la que estamos, por más cómoda que nos resulte, y modificarla al menos cada 20 minutos. El tiempo en el que pasamos frente a la computadora, como leyendo un libro o viendo la televisión - es la clave. Debemos generar hábitos posturales saludables. 

Te dejamos tras consejos para empezar a aplicar sentado, parado o caminando: 

Parado:

  • Distribuir el peso del cuerpo uniformemente sobre ambos pies.

En Movimiento: 

  • Caminar con la cabeza y los hombros erguidos.
  • Al agacharnos, doblar las rodillas manteniento una cierta verticalidad. Desplazar objetos lo más cerca del cuerpo posible, sobre todo si son pesados, y evitar giros bruscos o levantarlos por encima de la cabeza.
  • Usar un zapato cómodo con poco tacón ayuda a prevenir la tensión en la espalda.

Sentado:

  • Mantener la espalda recta y apoyada, con ambos pies sobre el suelo. 
  • Evitar hundirse en la silla redondeando la espalda; prueba a colocar un almohadón en la parte inferior del respaldo para favorecer el mantenimiento de una postura correcta.

La postura también depende de los aspectos fisiológicos y de la educación. En conjunto, podemos decir que se trata de un aspecto de nuestra salud que puede aprenderse y modificarse a través del ejercicio.